martes, 26 de mayo de 2015

Su deseo más profundo

Hay una cosa que ella desea más que nada. Las sensaciones de una boca suave presionando su piel, entre sus piernas, en el vértice de sus muslos, desbrozando el camino hasta el punto de abrirlos ampliamente para darle la bienvenida. Sus labios calientes sobre su clítoris, tirando de él y despertándolo de su letargo hasta que se hincha formando un montículo perfecto. Su lengua acariciándolo a lo largo de los canales formados a ambos lados, entre los labios y la lengua de esta segunda boca de ella, esta entrada hacia su oscuridad, caliente y corazón sensual.
La excitación crece dentro de ella, mientras la lengua de él explora desde más atrás, alrededor del borde del espacio místico, alargándose y deslizándose en su interior, a la vez que ella grita y agarra su cabeza entre sus piernas, sus manos tirando de sus cabellos y su pelvis elevándose para salir a su encuentro. Porque, en este preciso momento, nada la mantendrá tranquila ni quieta.
“Soy una sirena, soy una puta, soy una arpía devoradora que necesita la penetración de esa sutil y deslizante serpiente,” ella deliraba
Él sondea y rebusca a través de todos los contornos, grietas y hendeduras de su espacio interior, con mucha delicadeza y suavidad y tan diferente del empuje de una verga inflexible. Ella presiona más fuerte contra su lengua, para introducirla más adentro. Siente los dientes contra su carne y el choque de su cabeza contra los huesos de su pelvis, su piel suave, atrapada y herida entre los dos, sus piernas envueltas sobre los hombros de él para mantenerla allí.
Ella casi oye el rugido que surge de su segunda garganta, los grandes estremecimientos, el éxtasis incomparable que sigue y sigue sin consuelo.
Esta es una de las cosas que ella desea más que nada. En aras de lo cual, no hará nada, excepto sufrir cualquier degradación. Su Amo lo sabe y, en su sabiduría, la protege de ella hasta que la ha satisfecho por completo, con su entrega y buen hacer.

7 comentarios:

  1. Maravilloso relato con muchos sentimientos. Gracias por todas las entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tí, por leerme y seguirme...

      Buen día

      Eliminar
  2. Saludos Sr. Dominante
    Gran relato y descripción de algo tan intimo y sublime!! Hermoso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, Ángela.

      Gracias por seguirme...

      Eliminar
  3. Su Amo la protege y la cuida, y ella se entrega a sus cuidados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo la protege y la cuida, sino que también la ama y la desea...

      Me pregunto, ¿lujuria o amor? ahí queda la pregunta...

      Gracias por comentar...

      Eliminar
  4. Si incluso es capaz de protegerla de ella misma; no podría encontrar mejor Amo...
    Delicioso e interesante escrito.
    Un saludo
    R

    ResponderEliminar