sábado, 29 de octubre de 2016

Un dominante de verdad...

Un dominante auténtico no necesita cadenas, esposas o cuerdas para inmovilizar a su sumisa. Cuando él domina su mente, su corazón y su cuerpo, ella y su alma se atan voluntariamente a él.

3 comentarios:

  1. Un D sabe someter sin humillacion y sin poner un solo dedo encima. Sabe azotar donde no duele, para que duela cuando no azota. UN auténtico D sabe dejar libre a la sumisa, esta siempre volverá a el.
    Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y no te has equivocado un ápice...

      Eliminar