martes, 21 de octubre de 2014

Ser el líder

Soy el líder. Impongo el ritmo y marco cómo hacer las cosas. Soy el modelo a seguir. Decido el curso de la acción. Cómo yo me comporte, ella se comportará. Más pronto que antes, ella me copiará y seguirá. Soy el ejemplo que va a emular.

Lo cual significa que si yo quiero que me ame intensamente, estará dedicada a mí por completo y será completamente leal a mí. Pero, en primer lugar, tengo que hacer esas cosas para ella.

9 comentarios:

  1. Bien dicen que no hay mejor maestro que el ejemplo.

    Siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin un comportamiento ejemplar, el liderazgo desfallece y, por consiguiente la relación..

      Gracias por seguirme

      Eliminar
  2. Tras leer el primer párrafo, pienso: Presuntuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da igual, Rode, pero lidero.

      Buen día...

      Eliminar
  3. Un líder, un Dominante, un Amo, tiene ese nombre por esas razones, porque sabe como guiar a su sumisa, para que ella sea su espejo, para que ante otros ella demuestre su educación, si el sabe como guiarla desde un principio puede tener la convicción que ella verá por sus ojos y le será leal, y desde ahí se crea un vinculo entre ellos que será fuerte.

    mia

    ResponderEliminar
  4. Rode, a mi me ha pasado justo al contrario. El primer párrafo me ha hecho acalorarme y el segundo deshacerme!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me doy cuenta que soy incapaz de entender y conocer a las mujeres...

      De todos modos, marita, gracias por tu comentario...

      Eliminar
  5. Ole, ole y ole!!!!

    Un post real y sincero.

    blanca_nine

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este si que es un piropo de agradecer...jajaja...como mandan los cánones que diría el torero...

      Gracias, blanca...

      Eliminar