martes, 18 de enero de 2011

El camino

Durante una larga temporada, he estado visitando y leyendo muchos blogs. Unos maravillosos, otros, no tanto. Estos últimos me han producido una especie de hastío que no me llevaban a ninguna parte. Sólo a perder el tiempo. Al final, me he decidido a iniciar una andadura con este nuevo blog para ordenar mis pensamientos y sentimientos, ya que no es fácil hablar con personas cercanas con la libertad que este medio me da.
Sé que el mundo no necesita otro blog de sexo ni de nada. Ya existen millones, así pues, ¿para qué empezar uno nuevo? Admitiré que mi vanidad juega una parte importante. Es agradable hacerse notar. Si alguna, uno es demasiado admirada, mejor. Ya lo veremos.
Tengo un par de otras razones. Soy la clase de hombre que nunca se conforma con experimentar los sentimientos. Siempre intento comprenderlos. Quizás analice en exceso las cosas, pero es que soy así. Y el sexo es muy importante para mí. Es la única cosa que yo siempre estoy intentando investigar.
También me gusta entretener, si puedo, claro. Me gusta hacer algo agradable con mis experiencias. No puedo garantizar que usted se sienta satisfecho con lo que vaya a leer. Pero, espero que sí.
Probablemente, alternaré alguna obscenidad de ida y vuelta con artículos reflexivos. Algunos de los cuales retrataran episodios reales de mi vida, otros serán solo fantasías y otros, una mezcla de lo real y lo imaginario. Nunca le diré cual es cual. Algunas veces, serán obvios. Otras, no lo serán.
Tengo otra razón para publicar el blog. Tengo inclinaciones dominantes muy acentuadas y este medio será un acicate muy incisivo para darle vida a los sueños oníricos que tan alegremente vagan por mis fantasías. Desgraciadamente, los sueños también se frustran. Lo que iba a ser un complemento realizador, resulta que fue un espejismo. La vida y las fantasías de los dominantes es como la de las demás personas. Pasos adelantes y pasos atrás. Nunca sabremos lo que nos encontraremos al volver la esquina.
Con frecuencia, he oído decir que las relaciones son difíciles y me lo tomo en el sentido de que trabajarlas es muy duro. En ciertos niveles, he estado siempre de acuerdo con este concepto y en otros, no. Creo que, en la mayoría de las relaciones, la gente involucrada sabe exactamente qué hacer, una palabra amable, un gesto de ayuda, un poco de empatía o simpatía en algún momento en particular es lo que la mantiene en marcha y feliz. El trabajo más duro es poner al lado nuestros propios egos para permitir a los demás el espacio que necesitan
Tal vez, escribir este blog sea una buena terapia.
















8 comentarios:

  1. Gracias por compartir tu inquietudes y pensamientos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Kira...espero que estos escritos te aporten luz en tu camino interior

    ResponderEliminar
  3. No había llegado hasta aqui pero hoy tenía tiempo y aunque a toro pasado, le deseo una feliz andadura tanto en su blog como en lo demás.

    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  4. minerva, muchas gracias por tus felices augurios en este caminar. Soy consciente que es un reto interesante el aportar otra visión sobre la erótica en las relaciones D/s.

    Respecto a lo demás,está todo por ver. No puedo predecir nada. Pero sí me aportará experiencias que iré trasladando en su momento a este blog y espero, como viene siendo habitual en ti, saber de tus comentarios al respecto. Muchas gracias...saludos

    ResponderEliminar
  5. Se conoce más a fondo a las personas por sus inicios, me llamó la atención que no te conformas con experimentar los sentimientos y buscas comprenderlos.
    Un placer haber llegado de casualidad hasta aquí

    Saludos Caballero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Experimentar los sentimientos sin comprenderlos no tiene sentido. Experimentar y comprender es un doble placer...Bienvenida a mi casa, que es la tuya...

      Ben Alí

      Eliminar
    2. Gracias por aquí vuelvo con gusto

      Saludos Caballero

      Eliminar
    3. Espero que te quedes para siempre...

      Ben Alí

      Eliminar