lunes, 28 de septiembre de 2015

Esperando

Ella tiene un consolador de cristal. Es una cosa muy larga, fría y elegante. Le digo que quiero una foto de ella con el consolador en su culo. Sé lo mucho que ella puede recibir. Estoy seguro que el consolador no la dilatará hasta su límite. Pero, ella todavía vacila. Creo que sé por qué. No es el temor de que esa cosa sea demasiado grande para ella. Es el sentido de la vergüenza que ella siente. Por supuesto, hay algunas cosas que me excitan más que una mujer sonrojándose.
“No hay prisas,” digo. “Soy un hombre paciente.
No le doy una fecha límite. Trabajando entre nosotros dos, necesitamos que ella consiga un estado de ánimo adecuado para hacerlo tal como se lo he dicho. Necesita comprender que nunca le pediré lo imposible, pero tampoco le voy a exigir nunca que haga las cosas fáciles. ¿Cuál sería el punto? Si no es una prueba de su obediencia, o de su nivel de puta, o su amor por los límites o cosas perversas, entonces, ¿cuál es el propósito?  Necesita ser presionada para sentir que hay una voluntad que es mucho mayor que la suya. Cuando ella sepa esto, hará lo que la pida.
Se va hacer una foto preciosa y hermosa de su trasero con un juguete tan exquisito. Yo puedo esperar. Aunque mi paciencia no es infinita.
(Más tarde). Ella es una mujer buena y obediente. Finalmente, hizo lo que le pedí. Son unas imágenes preciosas. Las ha hecho muy bien. Ahora, estoy pensando cuál debería ser su siguiente tarea. Más imágenes de la penetración, creo.

4 comentarios:

  1. Hasta hace poco no entendía el sentido de la vergüenza, pensaba que con el hecho de querer obedecer y agradar al dominante sería muy fácil para una sumisa hacer lo que su amo le pide...
    En realidad nunca había recibido órdenes tan exactas, pequeñas y breves, pero que me han causado rubor muchas veces. Agradezco no mirar la cara del dominante cuando observa mis fotos.
    Cindy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu dominante debe estar muy orgulloso de tí...

      Saludos

      Eliminar
  2. Para mi lo mas apasionante no es que se introduzca el consolador en el culo sino que una vez lo tiene insertado, se demore en hacerse unas buenas fotos. ..creo que es en esos momentos cuando alcanza a sentirse muy puta...el instante en que las envia justo cuando hace click, creo que es el punto de inflexion....
    Gracias. ..Ben Ali....
    Manuel

    ResponderEliminar
  3. Manuel, me alegra que coincidamos...

    Saludos

    ResponderEliminar