sábado, 1 de julio de 2017

Las marcas que dejamos atrás

Los moratones, las ronchas, las marcas y las lágrimas son sólo algunas cosas que puedo inducir en una buena sesión. Esas son fichas físicas que puedo dejar para marcar el momento y para mostrar un recordatorio que, incluso, días después atestiguarán la presencia de donde han estado mis manos.

Pero, hay marcas que dejamos con cada encuentro que no se registrarán en la piel. estas marcas pueden ser hermosas, pero también pueden ser horríbles.

Un dominante responsable entenderá el funcionamiento básico de la anatomía humana para minimizar el riesgo de lesión, pero también necesita tener una comprensión básica de la psicología humana y, lo que es más importante, tomarse tiempo para conocer a alguien con quien va a tener una sesión. Con el fin de proporcionar una experiencia, que no sólo es físicamente segura, sino también psicológicamente beneficiosa.

Cuando una sumisa está en el subespacio, las sustancias químicas en su cerebro están funcionando de una manera diferente a lo normal y, debido a su estado alterado, ella está más expuesta a ser abusada emocionalmente y, por lo tanto, más predispuesta a asustarse.

Soy sádico, pero un sádico sensual en todos los sentido, y mentalmente. No necesito degradarme para afirmar mi dominio. No me opongo al juego de la degradación entre dos adultos que consienten, a pesar de que ellos no hablen, de acuerdo con mi gusto personal. No propongo a alguien que se enganche a esta forma de sesión casualmente sin tener una comprensión básica de las marcas mentales que dejarán detrás.

Incluso, el hijo de puta más estóico y más duro puede descomponerse mentalmente, ninguna mente es infalible. Por lo tanto, cuando estás teniendo una sesión con alguien, no te pierdas en el momento en que te olvidas de pensar en cómo esta sesión afectará a sus días, semanas o, incluso, meses después.

Porque incluso después de que las marcas físicas y los moretones se hayan curado y cicatrizados, las marcas en su mente que usted brutalmente ha colocado allí, podrían no ser tan rápidas de sanar y pueden lastimar y causar más daño de lo que cualquier azote nunca podría.

Todos queremos ser recordados, pero ten cuidado con las marcas que dejas.

1 comentario:

  1. Estas palabras son demuestra lo responsable que es,y así es como debería ser siempre.
    El bdsm es muy hermoso entre dos personas verdaderas y que pongan cariño en lo que hacen pero puede ser muy destructivos en manos egoístas y malas.
    Yo tengo la suerte de llevarme siempre marcas muy hermosas, tanto físicas como mentales.
    Un saludo

    ResponderEliminar