domingo, 16 de julio de 2017

¿Puentes o paredes?

Nuestro tiempo y energía, nuestros deseos y habilidades para construir son las materias primas de nuestras vidas. ¡Tenemos tanto de cada una! Podemos contruir paredes. O podemos construir puentes para la gente que nos rodea. A menudo, me he sentido obligado a construir paredes para protegerme, para buscar refugio de la decepción, el arrepentimiento y la angustia. Pero esas paredes no mantienen nada fuera, sólo te mantienen atrapado dentro. Si construyes esas paredes altas y fuertes, nada bueno puede llegar a ti y no podrá salir tu amor al mundo. No sólo existe la oscuridad detrás de esas paredes, sino también, la soledad.

Pero, puedes coger esas piedras de soledad y construir puentes de amistad. Esto no sucede al instante. la cosa sobre las amistades significativas y duraderas requieren esfuerzo, tiempo y un profundo deseo de verlas crecer y disfrutar el viaje del uno con el otro.  Es fácil introducirte, es dificil dejar esa puerta abierta para futuras experiencias, conversaciones e intercambios de amor y bondad. Porque, cuando las dejamos abiertas a eso, estamos abiertos a ser descuidados, despreciados y dañados. Pero, con cualquier cosa, contra más arriesguemos, más posibilidades tendremos de ganar.

Pero, en esta vida, debes encontrar algo para vivir y permitir que la gente te acompañe en tu viaje. Usted no puede simplemente ser conocido, debe tomarse tiempo para conocer a otros también. Esas paredes deben derribarse, es la única forma para que la luz de la vida se filtre.

Sólo tenemos mucho tiempo y muchos ladrillos. ¿Paredes o puentes? ¿Qué vamos a construir hoy? Lo que vayamos a construir hoy, lo tendremos que mostrar mañana.

Aquí tienes uno de mis ladrillos, haz con él lo que quieras.

6 comentarios:

  1. Dejar la puerta abierta a eso es exponerse a ser vulnerable.. Y no es tan fácil cuando ya has salido dañado por ello unas cuantas veces. También hay gente que construye paredes, puentes y puertas.. :). Bonita reflexión. A.

    ResponderEliminar
  2. Luego están los q intentan derribar muros y paredes para construir puentes y después la otra persona los usa como arma. Dan ganas de irse a vivir a un desierto.

    ResponderEliminar
  3. En cualquier caso, al autor del blog, parece q me acompañe cada día, es como si leyera mi mente o intuyese q ha pasado o pasara en un futuro cercano.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Puentes casas castillos aviones y barcos

    ResponderEliminar
  5. ... Inmovil con los pies quietos... deseando poder caminar... Sabedor e ilusionista de ese mundo que brota en tu fantasia, en tu interior, generaador de sentimientos, alegrias, esperpentos.. fluye por tu ser, por tu interior por tu yo.. Una vez decidido a dar un primer paso, te paras a pensar: no sé andar. Vuelves a paralizarte. Con suerte encontrarás a alguien que te de la mano y te muestre cómo se camina, te ayudará en tus primeros pasos y con suerte te dará ánimos cuando caigas.
    Eso en el mejor de los casos...
    En una gran mayoría de ocasiones, somos nosotros mismos los que nos negamos a caminar, vamos construyendo paredes y muros, cercando el espacio, inmovilizándonoshasta vernos sin espacio vital.. cuandto te encuentras en un pozo que tú mismo has constrido verás que ahora ya no es útil caminar. Ahora aprende a trepar... sabedor o no de lo que te espera si logras escalar esa pared habiéndote dejado garras, uñas y dientes.
    Sí.. Te espera: caminar.

    No sé si la influencia de Nietzche en España está haciendome perder la cabeza.

    Pauladark

    ResponderEliminar